LÁSER FRACCIONADO

El láser CO2 fraccionado

En la actualidad es muy importante nuestra apariencia para nuestro trabajo, relaciones interpersonales, y lo más importante para sentirnos bien con nosotros mismos, es por eso que ya no tenemos que lucir una piel cansada, envejecida, sin brillo o con marcas por acné o manchas por el sol ya que el láser fraccionado de CO2 es un novedoso producto que puede devolvernos la vitalidad y elasticidad que nuestra piel ha perdido al paso del tiempo.

El láser fraccionado de CO2 está aprobado por la CE y la FDA y está indicado en:

  • Rejuvenecimiento de la piel
  • Arrugas finas y profundas
  • Envejecimiento solar de cara, cuello escote y manos
  • Cicatrices por acné
  • Híper pigmentación y melasma
  • Cicatrices por algún trauma o cirugía
  • Estrías

El tratamiento con láser fraccionado de CO2 es un procedimiento gradual y seguro que estimula al cuerpo a sustituir la piel envejecida y foto-dañada. Por medio de la FOTOTERMOLISIS.

Fototermolisis fraccionada: este láser contiene un sistema que permite que el haz de luz emitido sea fraccionado en muchos pequeños puntos, que al contacto con la piel penetran en múltiples pequeñas áreas, dejando entre ellas zonas sanas. Este sistema de fraccionamiento de la luz permite una regeneración cutánea hasta de un 20% por cada sesión de tratamiento y una rápida recuperación, debido a que preserva el tejido sano por lo tanto el tiempo de evolución es más corto.

Las ventajas de usar el láser fraccionado de CO2 son:

Tratamiento no invasivo.

Cada sesión dura alrededor de 20 a 40 min.

Pronta recuperación del paciente.

Se puede utilizar en cualquier tipo de piel.

Piel rejuvenecida.

Desaparición de manchas y cicatrices.

Efectos secundarios mínimos:

Eritema que durara unos tres días.

Inflamación que durara aproximadamente 4 días.

Color bronceado de la piel que se desvanecerá a los 14 días aproximadamente.

Los resultados:  desde las primeras sesiones se pueden ver los beneficios como son:

► Mejora la textura de la piel.

► Disminuye el diámetro de los poros.

► Desaparece las manchas.

► Disminuye las arrugas alrededor de los ojos y mejora las cicatrices de acné.

► Rejuvenece el cuello, pecho y manos.

► Mejora el melasma.

► Remodela y atenúa cicatrices quirúrgicas y estrías.